Seguidores

8 jul. 2008

La ermita nevada


Año 1.995


Paisaje singular que se desvía de su pintura habitual dejando atrás los verdes campos y las cosechas andaluzas, pero no por ello exento de belleza y sensibilidad.

Pensamientos



Año 1.989

Este óleo forma parte de su primera etapa, en donde las flores y los paisajes van desarrollándose en los tonos de los fondos difulminados. La formación de las flores relajadas es otra de las características a destacar.

4 jul. 2008

A mis hijas


Año 1.995

Inspirada en el Castillo de Blanes, la artista realiza esta versión imaginativa añadiendo dos barcas al paisaje.

Las barcas iguales y también diferentes, llevan los nombres de sus hijas.

Ambas barcas están atadas, cada una a un lado del lienzo, como atadas a los brazos extendidos de una madre que se abre a ellas para protegerlas de la mar. Amparadas en la orilla del regazo materno, pero firmes y preparadas para zarpar.

Todo un poema.

La limpieza del color y la luz que ilumina la arena reflejan, indudablemente, su gran amor de madre.

Castillo de Blanes




Año 1.998

De sus estancias en la Costa Brava, la imágen del Castillo de Blanes queda reflejada en algunos de sus lienzos.

En éste se aprecia el colorido muy azul tanto del cielo como del mar, color muy usual en toda su obra, que da un tono veraniego y alegre que, junto con la pequeña barca de remo y los bañistas en la orilla, acaban de crear el sentido vacacional del paisaje.

Pan y vino




Año 1998

No hay en su obra muchos bodegones y, sin embargo, este destaca por la originalidad del fondo del cuadro. La mesa, en donde se supone están el pan y el vino, que son los elementos principales del lienzo, solamente se aprecia abajo a la izquierda, por lo que el otro margen de la mesa queda diluído entre el fondo del cuadro. A pesar de ello, tanto el pan como el vino parecen apoyados en una mesa imaginaria que recoge limpiamente ambos elementos.

Nuevamente la luz proyectada en el líquido de la vida no deja de sorprender.