Seguidores

12 dic. 2013

A la luz de la luna




Ambos cuadros, dos marinas nocturnas, fueron un regalo de mi madre a una amiga suya. 
Recuerdo que cuando los vi terminados me enamoraron y de buena gana me los habría quedado para ponerlos en mi casa.

La luz de la luna que se refleja sobre el mar y sobre las embarcaciones, las aves cruzando ese rayo de luz, el mar profundo y oscuro, todo me transmitía una magia especial.